Historia
La Vall D´Uixó ha estado ocupada por grupos humanos desde la Prehistoria, básicamente alrededor de la “Font de Sant Josep”, actualmente el paraje del Río Subterráneo de San José.
En el Cerro de Sant Josep, al lado del Centro de Información se encuentran los restos de un poblado ibérico, lo que parece demostrar que la población de la Vall tuvo una considerable expansión. En los tiempos romanos, dicha población evolucionó hacia el coloniado agrario, basado en la economía de las clásicas “villae”, de las cuales han aparecido restos, incluso con manifestaciones artísticas destacadas.

Dentro del perímetro de la actual Ciudad han sido hallados restos arqueológicos de gran importancia: una necrópolis hispano-visigoda (ss. VI y VII d.C.), multitud de vestigios constructivos y materiales de época islámica y cristiana que demuestran como la población del Valle se estableció en pequeñas alquerías, alrededor del río Belcaire.

El rey Jaume I, conquistó estas tierras durante la cuaresma del año 1238. Durante la Baja Edad Media, La Vall formó parte del dominio real, hasta que el rey Alfonso el Magnánimo concedió (1436) a su hermano Enrique, varios lugares y villas, entre ellas, La Vall. Nuestro pueblo se convirtió en lugar de señorío, situación jurídico-social en la cual vivió toda la Edad Moderna, hasta la abolición de los señoríos jurisdiccionales (1811-1823).En 1609 se producía la expulsión de los moriscos. La población fue sustituida por otra, íntegramente nueva y cristiana, originaria principalmente de los pueblos castellonenses del Maestrat, y que formó la base o núcleo originario de la población actual.